¿Qué es más importante, las imágenes o las palabras?

Estoy jugando un poco con el TweetDeck. Estoy creando una lista para la gente con la que me comunico más en Twitter.

Mientras el software está agregando esta lista veo un tweet que me parece interesante, ¿en márketing qué es más importante: las palabras o las imágenes?

Creo que para muchos de nosotros, gente que trabaja en marketing, esta es una pregunta difícil de contestar.

Me gustaría hacer una lista de pros y contras. Peri personalmente yo no creo que  haya una combinación perfecta de ambas. (Deja tu comentario si piensas distinto a mi)

Sino que cada producto debe tener una combinación eficiente para cada medio en el que se está promocionando. Esta combinación depende también de la naturaleza del producto y del mensaje que se busca transmitir.

Pero esto no es algo que veamos en publicidad mucho.

Las campañas desarrolladas en agencias tradicionales terminan siendo replicadas idénticamente en medios digitales.

Podemos ver un flyer que es idéntico a un banner en cualquier lado. Cualquier marca comete este error.

¿Por qué?

¿No es parte de cualquier campaña de marketing tratar a cada medio como un caso distinto?

Si, pero hay una gran confusión que estamos arrastrando desde la web 1.0. La web no es un nuevo medio.

No, la red es una infinidad de nuevos medios. Como me dijo Jose Muck, “en la red cada uno de nosotros es un medio distinto“.

Cada uno de esos medios tiene sus particularidades, formatos y lenguajes.

Toma un par de segundos para digerir eso. Algo no suena bien, no? ¿Te estoy diciendo que debes desarrollar una estrategia para cada uno de esos medios?

No.

Lo que debes hacer es lo siguiente. En este vídeo, Malcolm Gladwell cuenta una historia acerca de la salsa de tomate en USA durante los 70’s.

Long story short, el descubrimiento es que las empresas se dieron cuenta de que el público tiene necesidades (no me gusta usar mucho esta palabra) que no son comunicadas explicitamente a las compañías.

La forma como se resolvió este problema fue ofreciendo todas las opciones posibles al público, conseguir puntuaciones y analizar la data de manera que se pudiera separar a las personas en grandes clusters de sabor.

Cómo ya debes haber descubierto, ellos encontraron algunos resultados interesantes. Fuera de las dos opciones tradicionales en salsa de tomate (spicy y plain) existía una nueva opción que nunca había sido sugerida en los focus-group.

Extra chunky.

¿Qué tiene todo esto que ver con marketing y medios?

Tiene mucho que ver. Si bien cada uno de nosotros es una persona distinta, con distintos gustos y hábitos. No podemos negar que hay características comunes entre nosotros.

Seamos de distintos grupos demográficos, sexo y edades. Hay características comunes entre todos nosotros. Empezando con el idioma, la idiosincracia, etc.

La tarea del marketero está en buscar esas características dentro de la forma de comunicación de sus targets. Es la manera de eliminar la fricción dentro de cada segmento al que apuntamos.

Encontrar la lengua vernacular de cada segmento es la forma más eficiente de crear una infección viral dentro del fragmento de mercado al que queremos llegar.

¿Cómo lo haces?

Cómo lo hizo Howard Moskowitz. El científico que encontró este nuevo sabor en salsa de tomate.

La pregunta antes de Moskowitz era:

¿Cuál es la salsa de tomate perfecta?

Howard cambió la pregunta a:

¿Cuáles son las salsas de tomate perfectas?

No parece que hay mucha diferencia, pero el simple hecho de buscar no sólo una, sino varias respuestas es un cambio de 180º.

Lo es porque desde ese momento las empresa empiezan a ver al cliente como fragmentos de un vidrio. Ya no ven un cristal uniforme y bonito.

La diversidad en las opciones de compra nos indican que la diversidad en las opciones de comunicación pueden generar resultados espectaculares.

Replantea la pregunta, busca la data y generaliza hasta que puedas encontrar estrategia de comunicación que puedan llegar a segmentos a los que no has llegado antes.

Ahora espero que entiendas por qué la publicidad por TV ya no es tan efectiva. No puedes tomar al mercado como una entidad uniforme cuando en realidad es una serie de fragmentos que están juntos pero no revueltos.

Si te gusta lo que haz leído, por favor compártelo con tus amigos o compañeros de trabajo. No olvides suscribirte al blog haciendo click aquí. También puedes tweetear el artículo desde tu cuenta con el hashtag de #shifthappens.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s